martes, 4 de febrero de 2014

Al final del camino


Hoy la tierra despide olor a lluvia, 
y una tupida alfombra de hojas ocres 
que saben a laurel y a limonero, 
crujen bajo pisadas inseguras 
de unos pies fatigados por los años. 

El tronco perfumado del olivo, 
se encorva por el peso de su fruto 
que reverdece fiel en su pujanza 
y unos dedos mimosos lo acarician. 

Golondrinas rezagadas se alejan 
en un desesperado batir de alas, 
las ve alejarse por el horizonte, 
y de sus ojos brota la tristeza 

igual se fue ella, en una tarde gris, 
calladamente, apenas un suspiro 
y aquel ángel perdió todo fulgor. 

¡Al final separaron sus caminos! 
Y por los surcos de su cara corren 
llantos, amargos como la aceituna. 

El tiempo va pasando lentamente, 
y en las primeras lluvias de la tarde, 
angustiada se escucha una plegaria. 

¡Esperanza… qué solo me dejaste! 
¡Ay! ¡Señor, pronto… llévame con ella! 


R. Bersabé 

No hay comentarios:

Loading...

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Todos los poemas de este blog están inscritos en el registro de la propiedad intelectual de Tarragona.