jueves, 24 de noviembre de 2016

Tu adiós


 He perdido la ilusión por las veredas del tiempo,
mi ánimo ha fenecido tan raudo como tu adiós.
El hielo de tu disculpa hiere como daga incandescente.

¡Ay, qué profundo es mi pesar cuando te pienso!
Trago una lágrima que gravita en mi garganta
y como una espina raja mi pecho.

Afilado bisturí que muerde mi cobardía.
Dolencia que se refugia en el delirio y la fiebre
de pensarte … y no tenerte.


No hay comentarios:

Loading...

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Todos los poemas de este blog están inscritos en el registro de la propiedad intelectual de Tarragona.