viernes, 31 de enero de 2014

Hastío


 El hastío navega por las venas
como  lluvia monótona y constante.

Nos llueven  los minutos y las horas
como un destino que nos lleva al fin
por ríos de doliente letanía.

Y, hoy, recuerdo  con tintes de nostalgia
cuando encendíamos con juramentos
y tactos concordados los velos de la noche.


2 comentarios:

Antonio Villegas Martin dijo...

Que la pasión y los sueños nos libren de ese hastío.
Preciosos versos Rosario

Rosario Bersabé Montes dijo...

Muchas gracias, Antonio. Un abrazo.

Loading...

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Todos los poemas de este blog están inscritos en el registro de la propiedad intelectual de Tarragona.