jueves, 17 de abril de 2008

Cristales opacos



Cristales opacos

que no dejan pasar la sombra del sauce de alabastro,

yo, pobre de mí, araño su corteza para escribir tu nombre

y un gotéo de sangre arruga mis manos,

trago el acíbar para no gritar mi desespero,

tú, ríes, ríes en el bosque enigmático

de los sueños inconfesables,

te difuminas, te evaporas

y a mis pies solo queda una losa

humedecida con sal y sangre.

No hay comentarios:

Loading...

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Todos los poemas de este blog están inscritos en el registro de la propiedad intelectual de Tarragona.