jueves, 17 de abril de 2008

Carmela



CARMELA

Un claro de luz de luna
alumbraba nuestras caras
mientras contabas un cuento
y mis cabellos trenzabas.

Eras mi luz y mi guía
la que siempre me cuidaba
la que apartaba mis miedos
y de noche me abrazaba,


siempre unidas de la mano
en la alegría y en las penas
en los llantos y en las risas
y en todas las cosas buenas.

Hoy vienen a mi memoria
tantas cosas que pasamos,
en nuestra tierra de amor
tantos recuerdos pasados.

Entre rastrojos y olivos
en la siembra y en la era
entre amapolas y cardos
y al lado de unas candelas.

Y hoy quiero decirte hermana,
lo que nunca te dijera,
¡hermana, cuanto te quiero,
cuanto te quiero… Carmela!

R. Bersabé (2- 6- 2007

No hay comentarios:

Loading...

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Todos los poemas de este blog están inscritos en el registro de la propiedad intelectual de Tarragona.