miércoles, 20 de noviembre de 2013

Tú, siempre amigo

                                 
Qué triste viviría yo sin ti,
tú, siempre amigo,
siempre presente.

 Me llevas de la mano
a países remotos,
a sueños imposibles.

En un sólo momento, me revelas
el color de las estrellas,
el aroma de las cosas
y el sabor del durazno.

Me haces sentir el frío del Océano
la tibieza de sus playas,
la fragancia de las flores
y todos los matices del amor.

Contigo, río, canto, lloro, vibro.
Paso páginas del pasado, del presente,
y a veces del futuro.
Y con tu solo tacto soy feliz.


2 comentarios:

Antonio Villegas Martin dijo...

Precioso homenaje a los libros. Un saludo Rosario

Rosario Bersabé Montes dijo...

Gracias, Antonio. Un abrazo.

Loading...

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Todos los poemas de este blog están inscritos en el registro de la propiedad intelectual de Tarragona.